Dublin, la capital irlandesa con muchas particularidades curiosas

Dublín ha estado en el noticiario desde el medioevo, y aunque las traza de su historia vikinga se han desvanecido, la capital de Irlanda es un museo viviente de su historia desde entonces, con fortalezas e iglesias medievales en exhibición junto con el fulgor estilístico del final del siglo XVIII, cuando Dublín era la ciudad georgiana más bonita del Imperio Británico y un elegante reflejo de las miras de sus ciudadanos más ricos.

La manera en que se les quitó el poder de sus manos es otra cosa, y la descubrirás en sus museos y en sus recorridos a pie.
temperatura
Autor: tomx992
Źródło: http://www.sxc.hu
Los dublineses admitirán que la suya no es la ciudad más hermosa, pero te evocarán que las cosas bellas son tan fáciles de hacer como de olvidar… antes de ensenarte las asombrosas partes georgianas para demostrar que Dublín posee una línea refinada con elegancia exquisita. Simpaticos e inventivos, los dublineses sin duda son los mejores anfitriones de todos, un grupo chistoso con alma cautivadora y sociabilidad. Recientemente, los vuelos económicos han causado que sea mucho más sencillo descubrir esta capital estupenda.
focos
Źródło: pixabay.com
Mientras ha existido, Dublín ha inquirido más allá de las costas irlandesas en búsqueda de estimulo. Una vez la segunda ciudad del imperio (británico), Dublín siempre ha preservado una óptica bastante internacional y en los últimos veinte años ha adoptado conspicuamente la diversidad y el multiculturalismo.

Percibirás idiomas y comerás alimentos de todas las partes del mundo, y aunque solía pensar que los dublineses ‘verdaderos’ tenían que nacer dentro de los canales como sus padres y abuelos, hoy en día tienes igual probabilidad de encontrar un dublinés cuyos padres nacieron en Varsovia, El Cairo o Beijing.